¿Cómo distinguirías un sueño de la realidad?

Volver a la Ciberoteca
  Es raro estar dentro de un sueño planteándote si estás dormido, pero no hay otra explicación para algo tan absurdo como estar en una casa sin puerta.
Jurarías que ya han pasado varias horas, tal vez el tiempo pasa de forma distinta en los sueños, pero a tu alrededor todo sigue exactamente igual que cuando sonó el despertador.
Te pellizcas, como hacen en las películas malas. Y notas el pellizco. Pero también notas cansancio. Y aburrimiento.
Es imposible despertarte por tus propios medios, así que lo único que puedes hacer es esperar hasta que algo o alguien te saque de esta pesadilla.












 
     
     
  ¿Cómo distinguirías un sueño de la realidad?, de Miriam García Fidalgo. © Fundación Bancaja 2004