Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la calidad de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

cerrar
Fundación Bancaja Ciberoteca Bancaja Valencià Ciberoteca Bancaja
Valencià

Autor del mes

Obras disponibles en la Ciberoteca del autor del mes
 
Molière  

Molière, el teatro cómico universal

(París, 1622-1673)

Jean-Baptiste Poquelin, más conocido como Molière, puede considerarse como la cima de la comedia clásica en Francia. Era cómico de profesión, dramaturgo y actor; tenía un gran sentido de la escena y de las situaciones cómicas. De él destaca, ante todo, su sagacidad a la hora de crear caracteres vivos y reales.

Molière nació en París el 15 de enero de 1622 en el seno de una familia burguesa (su padre era un rico tapicero). Fue educado en humanidades y en derecho, pero decidió orientarse hacia el teatro. Con 21 años ejercía de actor en una compañía, el "Illustre-Théâtre", representando tragedias neoclásicas y farsas, con el único fin de hacer reír y divertir a la gente (entonces desdeñaba toda inclinación a introducir en sus obras el trasfondo social).

 

La etapa de madurez dramática de Molière comienza con el estreno de "La escuela de las mujeres" (1662), obra con la que se aceptó definitivamente la fórmula cómica. Pero tal madurez hizo que su visión cómica de la vida se hiciera más oscura y sus consideraciones sobre el hombre más filosóficas. Su mérito está en su habilidad para incitar la llamada risa pensativa, donde la sonrisa oculta la carcajada y se hace reflexionar al espectador. El desenlace, feliz en apariencia, oculta una amarga realidad; de allí la amargura interior, pues muestra que el vicio es incorregible.

 

Poquelin fue un pintor que caricaturizaba los defectos y las ridiculeces de la sociedad francesa del siglo XVII; éstas eran supuestamente inofensivas, pero grotescas por ser fruto de la pedantería: como las necesidades de los nuevos ricos, la petulancia de los médicos... Sin embargo, a Molière no le interesaba tanto la trama de sus comedias (el mundillo de vanidosos y necios) como los caracteres, haciendo que tales personajillos aparezcan en la obra en toda su ridícula dimensión. Para no herir a nadie, sus tipos eran sólo eso: el hipócrita, el avaro, el sabio, el ignorante, el refinado... ofreciendo así un vasto cuadro de costumbres de la época.

 

No obstante, la representación de Tartufo (1664) suscitó críticas muy duras y convirtió a Molière en chivo expiatorio de todos los problemas políticos y sociales de aquel momento, sobre todo por parte de la Iglesia. La obra criticaba la hipocresía de la sociedad francesa frente a la virtud logrando una admirable contraposición de caracteres: por un lado Orgón y su familia, rectos y piadosos; y por otro, Tartufo, hipócrita y engañoso. Esta ofensa social provocó un ataque con saña por todos aquellos que ridiculizó en sus obras.

 

Su muerte se instala de lleno en lo dramático. "El enfermo imaginario" (1673), su última comedia, trata de un hipocondríaco que teme la intervención de los médicos. Irónicamente, pocos días después del estreno, el 17 de febrero de 1673, Molière murió sobre el escenario mientras la representaba.

   
 

Principales Obras

Las preciosas ridículas (1659)
La escuela de las mujeres (1662)
Tartufo (1664)
Don Juan o el festín de piedra (1665)
El misántropo (1666)
El médico a palos (1666)
El avaro (1668)
El ricachón en la corte (1670)
El enfermo imaginario (1673)


Archivo de autores

Alarcón, Pedro Antonio de

Alberti, Rafael

Alcott, Louisa M.

Alexander Pushkin

Alighieri, Dante

Andersen, Hans Christian

Apollinaire, Guillaume

Aristòfanes

Aristóteles

Austen, Jane

Azorín

Balzac, Honoré de

Baudelaire, Charles

Beckett Samuel

Blas De Otero

Blasco Ibáñez, Vicente

Borges, Jorge Luis

Bronte, Emily

Byron, Lord

Carpentier, Alejo

Carroll, Lewis

Castro, Rosalía de

Cernuda, Luis

Cervantes, Miguel de

César Vallejo

Chesterton

Christie, Agatha

Clarin Leopoldo Alas

Conan Doyle, Arthur

Conrad, Joseph

Cortázar, Julio

Descartes, René

Dickens, Charles

Dickinson, Emily

Dostoievski, Fiodor

Dumas, Alexandre

Edith Wharton

Esopo

Espronceda, José

Federico García Lorca

Felipe, León

Félix María de Samaniego

Flaubert, Gustave

Francesco Petrarca

Freud, Sigmund

Goethe

Gógol, Nikolai

Góngora, Luis de

Gonzalo de Berceo

Grimm

Gustavo Adolfo Bécquer

H.P. Lovecraft

Hemingway , Ernest

Herman Melville

Hesíodo

Horacio Quiroga

Hugo, Víctor

Ibsen, Henrik

Jardiel Poncela, Enrique

Jiménez, Juan Ramón

Jovellanos, Gaspar Melchor

Joyce, James

Julio Cesar

Kafka, Franz

Kant, Immanuel

Kipling, Rudyard

Laforet, Carmen

Larra, Mariano José de

Llull, Ramon

London, Jack

Machado, Antonio

Mallarmé, Stéphane

Maquiavelo, Nicolás

Melville, Herman

Miguel Delibes

Mihura, Miguel

Mistral, Gabriela

Molière

Neruda, Pablo

Nietzsche, Friedrich

Nostradamus

Pardo Bazán, Emilia

Parra, Nicanor

Pérez Galdós, Benito

Pío Baroja

Platón

Poe, Edgar Allan

Quevedo, Francisco de

Rainer Maria Rilke

Ramón Gómez de la Serna

Rubén Darío

Rulfo, Juan

Salinas, Pedro

Sand, George

Schiller, Friedrich von

Scott, Sir Walter

Shakespeare, William

Shelley, Mary

Sófocles

Stendhal

Stevenson, Robert Louis

Swift, Jonathan

Tagore, Rabindranath

Tolstoy, Lev Nikolayevich

Twain, Mark

Unamuno , Miguel de

Valéry, Paul

Valle-Inclán, Ramón María del

Vega, Lope de

Verlaine, Paul

Verne, Julio

Vicente Aleixandre

Virgilio Marón, Publio

Whitman, Walt

Wilde, Oscar

Woolf, Virginia

Zola, Émile

Zorrilla, José