Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la calidad de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

cerrar
Fundación Bancaja Ciberoteca Bancaja Valencià Ciberoteca Bancaja
Valencià

Autor del mes

Obras disponibles en la Ciberoteca del autor del mes
 
H.P. Lovecraft  

H.P. Lovecraft, maestro de la literatura del horror, la fantasía y la ciencia ficción

(1890 - 1937)

Creador de seres inimaginables, de libros cuya lectura causa la muerte, de leyendas que vuelven loco a quien las escucha, de maldiciones que suceden durante generaciones, y además un gran estudiante de la ciencia.

Para comprender la literatura de Howard Phillips Lovecraft es preciso conocer sus circunstancias personales, que tanto influyeron en sus creaciones, principalmente por las personas de las que se rodeó. La figura más importante en su vida y también en su obra artística fue su madre, una descendiente de la nobleza anglosajona afincada en Estados Unidos y, como muchos de sus contemporáneos, cada vez con mayores problemas económicos. Su miedo por perder la fortuna que debían haber disfrutado la condujo a un sobreproteccionismo de su pequeño Lovecraft que no cesaría nunca, más bien se incrementaría con el tiempo.

 

Su constante recordatorio de no mezclarse con otras castas más bajas de la sociedad, conducía a Lovecraft a recluirse en sí mismo, a huir de la compañía de amigos de su misma edad y motivar, con ello, una profunda, oscura y melancólica imaginación que le permitía “jugar” de forma independiente y extrapolarse a una realidad llena de fantasía. Su madre insistía al joven de su fealdad, su retraimiento interior le empujaba a entretenimientos extraños para el resto de niños y su pesimista fracaso estudiantil le crearon una depresión creciente y contínua, un alma negativa y ocultista y, en definitiva, formaron un cultivo excelente para las tenebrosas historias que su impresionante mente fue capaz de crear.

 

H.P. Lovecraft ni de lejos justificaba su depresión con malos resultados en inteligencia. El niño era un prodigio. Con 2 años recitaba poesía, con 3 años sabía leerla y a los 6 escribía obras de gran calidad. A los 16 tenía incluso su propia columna sobre Astronomía en el "Providence Tribune".

 

La siguiente gran influencia en la vida del escritor fue su abuelo materno, quien le inculcaba constantemente el valor de la lectura y, gracias a su enorme biblioteca, Lovecraft tuvo acceso a innumerables escritos, entre los que más se interesó por los relacionados con novelas de detectives y aventuras, así como estudios científicos, principalmente química, astronomía, etc. Llegó a publicar en algunas revistas científicas, sin haber estudiado directamente en estos sectores.

 

El autor pasó toda su vida miserias económicas y, en muchas ocasiones, llegó a trabajar para otros autores corrigiendo sus escritos. No obstante, la fama que albergó en décadas posteriores, ya era compartida entre los literatos de su época, quienes sabían apreciar la enorme calidad de sus creaciones. Tanta influencia generó entre sus contemporáneos, que se llegó a formar el denominado “Círculo de Lovecraft”, compuesto por muchos amigos escritores suyos, que partían de sus ideas, ya sea lugares, seres o leyendas, para conformar sus propias obras, siempre contando con el beneplácito de Lovecraft, quien no solía poner ninguna reticencia a ello.

 

Como es lógico, Lovecraft a su vez estaba influenciado por otros escritores anteriores a él, como desde luego Edgar Allan Poe y sus historias de temática y atmósfera similares, así como los fantasiosos Edward Plunkett y Lord Dunsany o Arthur Machen, este último en relación al ocultismo y la investigación sobre el mal.

 

Lovecraft escribió muchísimos cuentos, aunque a finales de su obra eran cada vez más largos y profundos, en relación a la enfermedad creciente que sufría y que acentuaba su pesimismo y depresión, aún más si cabe. De todos ellos, sin duda los Mitos de Cthulhu son los más conocidos, así como también el Necronomicón, un libro mágico que el escritor estadounidense se inventó y cuya lectura provoca la locura y la muerte.

 

No obstante, por muy larga que sea la lista de historias que Lovecraft creara, en todas ellas pueden encontrarse temáticas similares y comunes, como textos o conocimientos prohibidos (el mencionado “Necronomicón” es el ejemplo más notable), seres extraterrenales, ya sea de otros planetas, dioses o seres mitológicos, así como maldiciones y leyendas malignas totalmente inevitables.

 

Su idea del destino es un sino inevitable que ataca a sus víctimas desde incluso generaciones anteriores. Las maldiciones son transmitidas a todos los herederos de quien comete actos atroces, como por ejemplo el canibalismo. El sexo es el mayor exponente de ello. En general está visto en sus obras de forma peyorativa, pero concretamente en la reproducción es donde más centra el traspaso de maldiciones, dando lugar a personas que serán desgracias y malditas en vida o auténticas aberraciones.

 

En un sentido más terrenal, Lovecraft ha sico acusado en algunas de sus creaciones de misoginia y racismo. Ciertamente estas actitudes son reflejadas en sus palabras, tanto en obras de ficción como en cartas personales. Y eso que el escritor era un auténtico obseso de las cartas (escribió más de 100.000). Su propia esposa, de la que posteriormente se divorció, asegura que Lovecraft era ciertamente racista, aunque ella misma era descendiente judía y le reprochaba esta actitud.

 

Dejando de lado si el pensamiento del autor viene más motivado por una corriente generacional de finales del siglo XIX, si era ciertamente más exagerado que sus contemporáneos o, como indican otras teorías, su pensamiento racista no llegaba a los límites de otras sociedades, pues es notable su rechazo a las persecuciones antisemitas en Alemania, lo cierto es que muchos de sus personajes malvados son negros y de baja clase social. Son descritos por él como auténticos monstruos de la naturaleza, tanto hombres como mujeres y estas últimas suelen ser crueles y despiadadas, independientemente del color de la piel que les asigne.

 

En definitiva, las obras de Lovecraft son separadas en 3 grandes apartados cronológicos: Historias macabras, Historias del Ciclo del Sueño y Los Mitos de Cthulhu. Con todas las historias relacionadas en estas etapas del autor, están además las divulgaciones científicas que publicó, ocultas quedan sus tareas de corrector en innumerables obras de su época y, muy lejanas, las primeras novelas detectivescas que creó siendo niño. Todas estas obras y el renovado interés a principios del siglo XXI por lo tenebroso y mágico, consagran a H.P. Lovecraft como uno de los maestros literarios del horror, la fantasía y la ciencia ficción.

   
 

Principales Obras

A través de las puertas de la llave de plata (con E. Hoffmann Price, 1933)
Aire frío (1926)
Arthur Jermyn (1920)
Astrophobos
Autobiografía
Azathoth (1922)
Celephaïs (1920)
Cenizas (con C. M. Eddy, Jr.,1923)
Cosmos en colapso (con R. H. Barlow,1935)
Dagón (1917)
Del más allá (1920)
Dos botellas negras (con Wilfred Blanch Talman, 1926)
Él (1925)
El alquimista (1908)
El árbol (1920)
El árbol en la colina (con Duane W. Rimel, 1934)
El buque misterioso (1902)
El caos reptante (con Winifred V. Jackson, 1920)
El caso de Charles Dexter Ward (1927)
El ceremonial (1923)
El clérigo malvado (1933)
El color que cayó del cielo (1927)
El desafío del más allá (con C. L. Moore; A. Merritt; Robert E. Howard y Frank Belknap Long, 1935)
El descendiente (1925)
El devorador de fantasmas (con C. M. Eddy, Jr., 1923)
El diario de Alonzo Typer (con William Lumley, 1935)
El extraño (1921)
El grabado en la casa (1920)
El hombre de piedra (con Hazel Heald, 1932)
El horror de Dunwich (1928)
El horror en la Playa Martin (con Sonia H. Greene, 1922)
El horror de Red Hook (1925)
El horror en el cementerio (con Hazel Heald, 1933)
El horror en el museo (con Hazel Heald, 1932)
El horror oculto (1922)
El horror sobrenatural en la literatura
El lazo de Medusa (con Zealia Bishop, 1930)
El Libro (1933)
El Libro Negro De Alsophocus (con Martín S. Warnes)
El misterio del cementerio (1898)
El modelo Pickman (1926)
El morador de las tinieblas o El que acecha en la oscuridad (1935)
El pantano de la luna (1921)
El pescador del Cabo del Halcón (con August Derleth)
El sabueso (1922)
El superviviente (con August Derleth)
El que susurra en la oscuridad o El susurrador de la oscuridad (1930)
El templo (1920)
El túmulo (con Zealia Bishop, 1930)
El verdugo eléctrico (con Adolphe de Castro, 1929)
El viejo Bugs (1919)
El viejo terrible (1920)
En la cripta (1925)
En la noche de los tiempos, La Sombra Fuera del Tiempo o El abismo en el tiempo (1934)
En las montañas de la locura (1931)
En los muros de Eryx (con Kenneth Sterling, 1936)
Encerrado con los faraones (con Harry Houdini, 1924)
Ex Oblivione (1921)
Hasta en los mares (con R. H. Barlow, 1935)
Herbert West: Reanimador (1922)
De la oscuridad
El demonio de la peste
Seis disparos a la luz de la luna
El grito del muerto
El horror de las sombras
Las legiones de la tumba
Hipnos (1922)
Historia del Necronomicón (1927)
Hongos de Yuggoth Poemas de horror cósmico
Hongos de Yuggoth Poemas de la naturaleza
Hongos de Yuggoth Poemas metafísicos
Hongos de Yuggoth Poemas oníricos
Ibid (1928)
La antigua raza (1927)
La batalla que dio fin al siglo (con R. H. Barlow, 1934)
La bestia en la cueva (1905)
La botellita de cristal (1897)
La búsqueda de Iranon (1921)
La búsqueda en sueños de la ignota Kadath (1927)
La casa evitada (1924)
La casa maldita
La calle (1920)
La ciénaga-luna
La ciudad sin nombre (1921)
La cosa en el umbral (1933)
La cueva secreta (1897)
La declaración de Randolph Carter (1919)
La dulce Ermengarde (1917)
La exhumación (con Duane W. Rimel, 1935)
La extraña casa elevada entre la niebla (1926)
La habitación cerrada (con August Derleth)
La Hermandad Negra (con August Derleth)
La Hoya de las Brujas (con August Derleth)
La lámpara de Alhazred (con August Derleth)
La llamada de Cthulhu (1926)
La llave de plata (1926)
La maldición de Yig (con Zealia Bishop, 1928)
La maldición que cayó sobre Sarnath (1919)
La muerte alada (con Hazel Heald, 1933)
La música de Erich Zann (1921)
La nave blanca (1919)
La noche del óceano (con R. H. Barlow, 1936)
La poesía y los dioses (con Anna Helen Crofts, 1920)
La pradera verde (con Winifred V. Jackson, 1918)
La sombra fuera del espacio (con August Derleth)
La sombra sobre Innsmouth (1931)
La trampa (con Henry S. Whitehead, 1931)
La tumba (1917)
La transición de Juan Romero (1919)
La última prueba (con Adolphe de Castro, 1927)
La ventana en la buhardilla (con August Derleth)
Las ratas en las paredes (1923)
Lo innombrable (1923)
Lo que trae la luna (1922)
Los amados muertos (con C. M. Eddy, Jr., 1923)
Los gatos de Ulthar (1920)
Los otros dioses (1921)
Los sueños en la casa de la bruja (1932)
Más allá de los eones (con Hazel Heald, 1933)
Más allá del muro del sueño (1919)
Memoria (1919)
Nyarlathotep (1920)
Polaris (1918)
Reliquia de un mundo olvidado (con Hazel Heald)
Robert Ervin Howard: Un recuerdo
Sordo, mudo y ciego (con C. M. Eddy Jr., 1924)
Una semblanza del Doctor Johnson (1917)


Archivo de autores

Alarcón, Pedro Antonio de

Alberti, Rafael

Alcott, Louisa M.

Alexander Pushkin

Alighieri, Dante

Andersen, Hans Christian

Apollinaire, Guillaume

Aristòfanes

Aristóteles

Austen, Jane

Azorín

Balzac, Honoré de

Baudelaire, Charles

Beckett Samuel

Blas De Otero

Blasco Ibáñez, Vicente

Borges, Jorge Luis

Bronte, Emily

Byron, Lord

Carpentier, Alejo

Carroll, Lewis

Castro, Rosalía de

Cernuda, Luis

Cervantes, Miguel de

César Vallejo

Chesterton

Christie, Agatha

Clarin Leopoldo Alas

Conan Doyle, Arthur

Conrad, Joseph

Cortázar, Julio

Descartes, René

Dickens, Charles

Dickinson, Emily

Dostoievski, Fiodor

Dumas, Alexandre

Edith Wharton

Esopo

Espronceda, José

Federico García Lorca

Felipe, León

Félix María de Samaniego

Flaubert, Gustave

Francesco Petrarca

Freud, Sigmund

Goethe

Gógol, Nikolai

Góngora, Luis de

Gonzalo de Berceo

Grimm

Gustavo Adolfo Bécquer

H.P. Lovecraft

Hemingway , Ernest

Herman Melville

Hesíodo

Horacio Quiroga

Hugo, Víctor

Ibsen, Henrik

Jardiel Poncela, Enrique

Jiménez, Juan Ramón

Jovellanos, Gaspar Melchor

Joyce, James

Julio Cesar

Kafka, Franz

Kant, Immanuel

Kipling, Rudyard

Laforet, Carmen

Larra, Mariano José de

Llull, Ramon

London, Jack

Machado, Antonio

Mallarmé, Stéphane

Maquiavelo, Nicolás

Melville, Herman

Miguel Delibes

Mihura, Miguel

Mistral, Gabriela

Molière

Neruda, Pablo

Nietzsche, Friedrich

Nostradamus

Pardo Bazán, Emilia

Parra, Nicanor

Pérez Galdós, Benito

Pío Baroja

Platón

Poe, Edgar Allan

Quevedo, Francisco de

Rainer Maria Rilke

Ramón Gómez de la Serna

Rubén Darío

Rulfo, Juan

Salinas, Pedro

Sand, George

Schiller, Friedrich von

Scott, Sir Walter

Shakespeare, William

Shelley, Mary

Sófocles

Stendhal

Stevenson, Robert Louis

Swift, Jonathan

Tagore, Rabindranath

Tolstoy, Lev Nikolayevich

Twain, Mark

Unamuno , Miguel de

Valéry, Paul

Valle-Inclán, Ramón María del

Vega, Lope de

Verlaine, Paul

Verne, Julio

Vicente Aleixandre

Virgilio Marón, Publio

Whitman, Walt

Wilde, Oscar

Woolf, Virginia

Zola, Émile

Zorrilla, José