Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la calidad de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

cerrar
Fundación Bancaja Ciberoteca Bancaja Valencià Ciberoteca Bancaja
Valencià

Autor del mes

Obras disponibles en la Ciberoteca del autor del mes
 
Unamuno , Miguel de  

Unamuno , Miguel de, escritor, filósofo y, sobre todo, gran pensador

(España, 1864-1936)

Ya fuera filosofía, narrativa, poesía, teatro o política, cualquier campo de las letras tocado por Unamuno, por muy ligeramente que fuera, cambiaba para siempre.

Miguel de Unamuno ha sido considerado uno de los pensadores más importantes de finales del siglo XIX y principios del XX. Adentrado en las cuestiones filosóficas y en creaciones literarias que poco agradaron a los sistemas políticos con los que tuvo que convivir en España, Unamuno fue víctima y héroe a un tiempo.

 

Como catedrático de la Universidad de Salamanca, tuvo que dimitir en 1941 por sus ataques contra la monarquía de Alfonso XIII. Miguel Primo de Rivera fue más lejos y forzó su exilio a Fuerteventura en 1924. Francisco Franco, por su parte, también tuvo que enfrentarse con el bilbaíno pues, si en un principio se atrevió a apoyar la rebelión militar, no tardó en condenarla.

 

El Unamuno filósofo está marcado desde el principio por las corrientes racionalistas y positivistas, así como por el socialismo. De hecho, escribió algunos artículos para el periódico 'El Socialista', apoyando la europeización del país, postura que más tarde cambiaría hacia un punto de vista más nacionalista.

 

La cuestión de la fe es un tema que formó parte de todos sus escritos. Buen ejemplo de ello es “San Manuel Bueno Mártir” (1930), donde muestra quizá más claramente, su verdadera posición ante la fe religiosa. El deseo de inmortalidad, no suyo propio, sino el que piensa que posee toda la sociedad, es influencia de autores como Arthur Schopenhaner, Adolf von Harnack o Sören Aabye Kierkegaard, que le hicieron cuestionar su racionalismo. Unamuno se siente, de esta manera, dividido entre un pensador racionalista que no puede negar su esceptimismo, y el sentimiento de necesidad de un Dios que le asegure que hay vida tras la muerte.

 

Dentro de la literatura, Unamuno pudo realizar obras en los tres géneros: narrativa, poesía y teatro.

 

Toda su narrativa está marcada por sus sentimientos interiores de lucha entre razón y fe. Buena muestra de ello son “Del sentimiento trágico de la vida” (1913) y “La agonía del cristianismo” (1925).

 

En el apartado poético, esta angustia sobre Dios, el tiempo y la muerte no desaparece, de hecho se puede comprobar cómo desde su primer libro “Poesías” (1907), está presente.

 

Si los campos de las letras mencionados hasta el momento fueron acogidos con bastante aceptación, el teatro fue quizá lo más innovador del autor. Al ser tan esquemático y austero (dada la influencia de la tragedia griega clásica), mostraba al espectador un teatro sin artificio, ni en personajes ni en escenario. Esta austeridad del teatro unamuniano, fue predecesora de lo que más adelante, artistas como Ramón Valle-Inclán, Azorín y, Federico García Lorca, utilizaron para sus propias creaciones.

   
 

Principales Obras

Paz en la guerra (1895)
La esfinge (1898)
La verdad (1899)
Poesías (1907)
Amor y pedagogía (1902)
Rosario de sonetos líricos (1911)
El espejo de la muerte (1913)
Niebla (1914)
Abel Sánchez (1917)
Tulio Montalbán (1920)
El Cristo de Velázquez (1920)
Tres novelas ejemplares y un prólogo (1920)
La tía Tula (1921)
Andanzas y visiones españolas (1922)
Rimas de dentro (1923)
Teresa (1924)
De Fuerteventura a París (1925)
Cómo se hace una novela (1927)
Romancero del destierro (1928)
San Manuel Bueno, mártir (1930)
Don Sandalio, jugador de ajedrez (1930)
El otro (1932)
Cancionero (1953)


Archivo de autores

Alarcón, Pedro Antonio de

Alberti, Rafael

Alcott, Louisa M.

Alexander Pushkin

Alighieri, Dante

Andersen, Hans Christian

Apollinaire, Guillaume

Aristòfanes

Aristóteles

Austen, Jane

Azorín

Balzac, Honoré de

Baudelaire, Charles

Beckett Samuel

Blas De Otero

Blasco Ibáñez, Vicente

Borges, Jorge Luis

Bronte, Emily

Byron, Lord

Carpentier, Alejo

Carroll, Lewis

Castro, Rosalía de

Cernuda, Luis

Cervantes, Miguel de

César Vallejo

Chesterton

Christie, Agatha

Clarin Leopoldo Alas

Conan Doyle, Arthur

Conrad, Joseph

Cortázar, Julio

Descartes, René

Dickens, Charles

Dickinson, Emily

Dostoievski, Fiodor

Dumas, Alexandre

Edith Wharton

Esopo

Espronceda, José

Federico García Lorca

Felipe, León

Félix María de Samaniego

Flaubert, Gustave

Francesco Petrarca

Freud, Sigmund

Goethe

Gógol, Nikolai

Góngora, Luis de

Gonzalo de Berceo

Grimm

Gustavo Adolfo Bécquer

H.P. Lovecraft

Hemingway , Ernest

Herman Melville

Hesíodo

Horacio Quiroga

Hugo, Víctor

Ibsen, Henrik

Jardiel Poncela, Enrique

Jiménez, Juan Ramón

Jovellanos, Gaspar Melchor

Joyce, James

Julio Cesar

Kafka, Franz

Kant, Immanuel

Kipling, Rudyard

Laforet, Carmen

Larra, Mariano José de

Llull, Ramon

London, Jack

Machado, Antonio

Mallarmé, Stéphane

Maquiavelo, Nicolás

Melville, Herman

Miguel Delibes

Mihura, Miguel

Mistral, Gabriela

Molière

Neruda, Pablo

Nietzsche, Friedrich

Nostradamus

Pardo Bazán, Emilia

Parra, Nicanor

Pérez Galdós, Benito

Pío Baroja

Platón

Poe, Edgar Allan

Quevedo, Francisco de

Rainer Maria Rilke

Ramón Gómez de la Serna

Rubén Darío

Rulfo, Juan

Salinas, Pedro

Sand, George

Schiller, Friedrich von

Scott, Sir Walter

Shakespeare, William

Shelley, Mary

Sófocles

Stendhal

Stevenson, Robert Louis

Swift, Jonathan

Tagore, Rabindranath

Tolstoy, Lev Nikolayevich

Twain, Mark

Unamuno , Miguel de

Valéry, Paul

Valle-Inclán, Ramón María del

Vega, Lope de

Verlaine, Paul

Verne, Julio

Vicente Aleixandre

Virgilio Marón, Publio

Whitman, Walt

Wilde, Oscar

Woolf, Virginia

Zola, Émile

Zorrilla, José