Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la calidad de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

cerrar
Fundación Bancaja Ciberoteca Bancaja Valencià Ciberoteca Bancaja
Valencià

Autor del mes

Obras disponibles en la Ciberoteca del autor del mes
 
Melville, Herman  

Melville, Herman, el escritor que vino del mar

(1819-1891)

La vida de Herman melville ha estado siempre relacionada con el mar. Pasó 20 años como marinero y durante otros 40, escribió profundamente sobre él.

Herman Melville ha pasado a la historia como el gran creador de ‘Moby Dick’, esa inmensa ballena perseguida incansablemente por el capitán Ahab. Sin embargo, el legado literario de Melville es mucho mayor, gracias a las inolvidables obras de corte psicológico que supo crear este marinero estadounidense.

 

Nació en Nueva York, el 1 de agosto de 1819. Dada la delicada situación económica en la que se encontró siempre su familia, comenzó a trabajar con 18 años como mozo de cabina viajando rumbo a Liverpool. La vida de Herman Melville se caracteriza entre otras cosas por no ser precisamente rutinaria. Además de pasar un mes entre caníbales y una breve estancia en prisión, Melville tuvo la oportunidad de probar varios oficios entre los que se encuentran el de agricultor, profesor, marinero de barcos mercantes y balleneros, y militar enrolado en la Marina estadounidense. Esta dedicación profesional al mar le facilitó enormemente escribir más adelante novelas dedicadas al mundo marino, desde diversos ángulos, de la misma manera que él lo había conocido desde diferentes clases de trabajo y en varios tipos de embarcación.

 

Tras dejar la marina en 1844, Herman Melville regresa a los Estados Unidos y comienza a escribir. ‘Typee’ (1846), ‘Omoo’ (1847), ‘Mardi’ (1849), ‘Redburn’ (1849) y ‘La guerrera blanca’ (1850), son sus primeras cinco novelas. Estas obras consiguen rápidamente un buen nivel de ventas y animan al autor a construir la gran historia que, en el futuro, le daría una fama mundial.

 

Fue una vez instalado en Pittsfield (Massachusetts), cuando Melville crea ‘Moby Dick’ (1851). A pesar de la fuerte influencia de esta novela desde principios del siglo XX, en la época decimonónica no obtuvo el éxito esperado. Con todo, las restantes novelas de Melville no superan la profundidad psicológica de la historia sobre este monstruo marino.

 

‘Moby Dick’ narra la trágica persecución que el capitán Ahab lleva a cabo contra la escurridiza ballena blanca que le arrancó en el pasado una pierna. Moby Dick, el monstruo, es la representación del mal, en su forma más primitiva. Se basa simplemente en destruir todo lo que encuentra en su camino. El capitán Ahab, sin embargo, representa el mal desde el punto de vista de la venganza. A bordo de su ballenero Pequod, el capitán persigue al terrible especimen marino, sin importarle la vida de todos los marineros que deba sacrificar en el empeño. De esta manera, el capitán se sitúa al mismo nivel de maldad que el monstruo que persigue, puede que incluso un peldaño por encima de él.

 

Melville no se desanimó por el escaso éxito de ‘Moby Dick’ y no dejó de escribir ni un momento. ‘Pierre’ (1852), ‘Israel Potter’, (1855), ‘Cuentos de Piazza’ (1856) y la póstuma ‘Billy Budd’ (1924), son algunas de sus obras más destacables. Sin embargo, ninguna de ellas pudo darle una consideración de excelente literato. Es una lástima que hasta la década de los años 20, no se reconoció de una manera justa y merecida el talento de Melville como escritor, así como la importancia de ‘Moby Dick’ en la literatura universal.

   
 

Principales Obras

Typee (1846)
Omoo (1847)
Mardi (1849)
Redburn (1849)
La guerrera blanc
Moby-Dick (1851)
Pierre (1852
Israel Potter (1855)
Cuentos de Piazza (1856)
El timador (1857)
Aspectos de la guerra (1866)
Clarel (1876)
John Marr y otros marineros (1888)
Timoleon (1891)
Billy Budd (1924)


Archivo de autores

Alarcón, Pedro Antonio de

Alberti, Rafael

Alcott, Louisa M.

Alexander Pushkin

Alighieri, Dante

Andersen, Hans Christian

Apollinaire, Guillaume

Aristòfanes

Aristóteles

Austen, Jane

Azorín

Balzac, Honoré de

Baudelaire, Charles

Beckett Samuel

Blas De Otero

Blasco Ibáñez, Vicente

Borges, Jorge Luis

Bronte, Emily

Byron, Lord

Carpentier, Alejo

Carroll, Lewis

Castro, Rosalía de

Cernuda, Luis

Cervantes, Miguel de

César Vallejo

Chesterton

Christie, Agatha

Clarin Leopoldo Alas

Conan Doyle, Arthur

Conrad, Joseph

Cortázar, Julio

Descartes, René

Dickens, Charles

Dickinson, Emily

Dostoievski, Fiodor

Dumas, Alexandre

Edith Wharton

Esopo

Espronceda, José

Federico García Lorca

Felipe, León

Félix María de Samaniego

Flaubert, Gustave

Francesco Petrarca

Freud, Sigmund

Goethe

Gógol, Nikolai

Góngora, Luis de

Gonzalo de Berceo

Grimm

Gustavo Adolfo Bécquer

H.P. Lovecraft

Hemingway , Ernest

Herman Melville

Hesíodo

Horacio Quiroga

Hugo, Víctor

Ibsen, Henrik

Jardiel Poncela, Enrique

Jiménez, Juan Ramón

Jovellanos, Gaspar Melchor

Joyce, James

Julio Cesar

Kafka, Franz

Kant, Immanuel

Kipling, Rudyard

Laforet, Carmen

Larra, Mariano José de

Llull, Ramon

London, Jack

Machado, Antonio

Mallarmé, Stéphane

Maquiavelo, Nicolás

Melville, Herman

Miguel Delibes

Mihura, Miguel

Mistral, Gabriela

Molière

Neruda, Pablo

Nietzsche, Friedrich

Nostradamus

Pardo Bazán, Emilia

Parra, Nicanor

Pérez Galdós, Benito

Pío Baroja

Platón

Poe, Edgar Allan

Quevedo, Francisco de

Rainer Maria Rilke

Ramón Gómez de la Serna

Rubén Darío

Rulfo, Juan

Salinas, Pedro

Sand, George

Schiller, Friedrich von

Scott, Sir Walter

Shakespeare, William

Shelley, Mary

Sófocles

Stendhal

Stevenson, Robert Louis

Swift, Jonathan

Tagore, Rabindranath

Tolstoy, Lev Nikolayevich

Twain, Mark

Unamuno , Miguel de

Valéry, Paul

Valle-Inclán, Ramón María del

Vega, Lope de

Verlaine, Paul

Verne, Julio

Vicente Aleixandre

Virgilio Marón, Publio

Whitman, Walt

Wilde, Oscar

Woolf, Virginia

Zola, Émile

Zorrilla, José