Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la calidad de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

cerrar
Fundación Bancaja Ciberoteca Bancaja Valencià Ciberoteca Bancaja
Valencià

Autor del mes

Obras disponibles en la Ciberoteca del autor del mes
 
Zorrilla, José  

Zorrilla, José, el poeta del romanticismo español

(España, 1817-1893)

Desgraciado en dinero y desgraciado en amor. El autor de Don Juan Tenorio no tuvo suerte con sus relaciones amorosas y siempre vivió pobre, pero fue reconocido como uno de los mejores poetas de España.

José Zorrilla es conocido principalmente por ser el creador del genuino Don Juan Tenorio, un verdadero “cazador de amores”, con el que el autor tiene muchos parecidos. Este poeta, famoso internacionalmente por lo mucho que viajó en vida, gozó de popularidad desde bien temprano, pero no pudo disfrutar de ninguna riqueza acorde con la importancia de su obra.

 

Zorrilla vivió siempre pobre, con profundos sentimientos de culpa por sus decisiones juveniles y persiguiendo la concesión del perdón de un padre que nunca se lo dio.

 

Nació en Valladolid el 21 de febrero de 1817. Fue hijo de un funcionario carlista absolutista, y de una mujer sumisa y obediente a lo que el marido dictaba. Estudió leyes en las universidades de Toledo y Valladolid de 1833 al 36, pero finalmente decidió refugiarse en Madrid y abandonarse a una vida bohemia carente de límites. Su fama llegó un año después, cuando el ilustre Mariano José de Larra falleció. En el acto de sepultura, Zorrilla no tuvo ningún pudor en dedicar al escritor el poema “A la memoria del joven literato don Mariano José Larra” frente al númeroso grupo de asistentes. De inmediato quedó patente la capacidad poética del vallisoletano.

 

En 1839 se casó con Florentina O’Reilly, una viuda varios años mayor que el escritor, que marcaría amargamente su vida, su relación con su padre y, en consecuencia, la temática de su obra. Fue en esta época cuando escribió su novela más célebre, “Don Juan Tenorio” (1844). En 1845 viajó a Francia, donde tuvo la ocasión de conocer a Dumas, George Sand, Musset y Gautier.

 

Ya de vuelta a Madrid, fue nombrado miembro de la Junta del Teatro Español, fue acogido por la Real Academia y también fue alabado públicamente por el Liceo. Lamentablemente, esta carrera de excelente propaganda pública se vio truncada por la muerte de su padre en 1849, tan sólo cinco años después que su madre. Este bache nunca lo superó. El padre, contrario a la decisión del hijo de huir de su casa y de sus estudios y, sobre todo, contrario a la boda con O’Reilly, nunca cesó en reprocharle su comportamiento. Tras esta muerte, Zorrilla perdía para siempre la posibilidad de ser perdonado por su familia.

 

El poeta decidió huir del país y dejar atrás no sólo el fantasma de su familia, sino a su propio matrimonio, que nunca funcionó realmente. Su primer destino fue París, donde se enamoró de Leila. Más tarde estuvo viviendo en Londres, siempre con problemas económicos. El conocido relojero Losada le ayudó en lo que pudo, pero finalmente Zorrilla escogió viajar más lejos y se instaló en México de 1854 a 1866, con una breve estancia de un año en Cuba (1858). Durante estos años tampoco pudo separarse de la pobreza, a pesar de ser nombrado director del Teatro Nacional de México y seguir siendo reconocido como un gran poeta.

 

En 1866 regresó a España en busca de un futuro mejor. La muerte de su esposa y la ausencia de su familia le daban libertad para empezar de nuevo. Se casó otra vez en 1869, recibió una comisión gubernamental en Roma y se le concedió una pensión nacional. Pero de nada sirvió todo ello para librarse de la maldición de la pobreza, que le acompañó hasta su muerte en 1893. Los últimos años aumentó su fama dando recitales públicos, siendo nombrado con varios cargos, entre los que destaca el de cronista de Valladolid y, por encima de todo, fue coronado en presencia de la reina regente Isabel II como poeta nacional en Granada (1889), ciudad a la que había dedicado un épico poema en 1852 (“Granada”).

   
 

Principales Obras

Poesías (1837)
Vivir loco y morir más (1837)
Leyendas (1840)
El zapatero y el rey (1840)
Sofronia (1843)
El puñal del godo (1843)
Don Juan Tenorio (1844)
La calentura(1847)
El rey loco (1847)
Traidor, inconfeso y mártir (1849)


Archivo de autores

Alarcón, Pedro Antonio de

Alberti, Rafael

Alcott, Louisa M.

Alexander Pushkin

Alighieri, Dante

Andersen, Hans Christian

Apollinaire, Guillaume

Aristòfanes

Aristóteles

Austen, Jane

Azorín

Balzac, Honoré de

Baudelaire, Charles

Beckett Samuel

Blas De Otero

Blasco Ibáñez, Vicente

Borges, Jorge Luis

Bronte, Emily

Byron, Lord

Carpentier, Alejo

Carroll, Lewis

Castro, Rosalía de

Cernuda, Luis

Cervantes, Miguel de

César Vallejo

Chesterton

Christie, Agatha

Clarin Leopoldo Alas

Conan Doyle, Arthur

Conrad, Joseph

Cortázar, Julio

Descartes, René

Dickens, Charles

Dickinson, Emily

Dostoievski, Fiodor

Dumas, Alexandre

Edith Wharton

Esopo

Espronceda, José

Federico García Lorca

Felipe, León

Félix María de Samaniego

Flaubert, Gustave

Francesco Petrarca

Freud, Sigmund

Goethe

Gógol, Nikolai

Góngora, Luis de

Gonzalo de Berceo

Grimm

Gustavo Adolfo Bécquer

H.P. Lovecraft

Hemingway , Ernest

Herman Melville

Hesíodo

Horacio Quiroga

Hugo, Víctor

Ibsen, Henrik

Jardiel Poncela, Enrique

Jiménez, Juan Ramón

Jovellanos, Gaspar Melchor

Joyce, James

Julio Cesar

Kafka, Franz

Kant, Immanuel

Kipling, Rudyard

Laforet, Carmen

Larra, Mariano José de

Llull, Ramon

London, Jack

Machado, Antonio

Mallarmé, Stéphane

Maquiavelo, Nicolás

Melville, Herman

Miguel Delibes

Mihura, Miguel

Mistral, Gabriela

Molière

Neruda, Pablo

Nietzsche, Friedrich

Nostradamus

Pardo Bazán, Emilia

Parra, Nicanor

Pérez Galdós, Benito

Pío Baroja

Platón

Poe, Edgar Allan

Quevedo, Francisco de

Rainer Maria Rilke

Ramón Gómez de la Serna

Rubén Darío

Rulfo, Juan

Salinas, Pedro

Sand, George

Schiller, Friedrich von

Scott, Sir Walter

Shakespeare, William

Shelley, Mary

Sófocles

Stendhal

Stevenson, Robert Louis

Swift, Jonathan

Tagore, Rabindranath

Tolstoy, Lev Nikolayevich

Twain, Mark

Unamuno , Miguel de

Valéry, Paul

Valle-Inclán, Ramón María del

Vega, Lope de

Verlaine, Paul

Verne, Julio

Vicente Aleixandre

Virgilio Marón, Publio

Whitman, Walt

Wilde, Oscar

Woolf, Virginia

Zola, Émile

Zorrilla, José