Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la calidad de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

cerrar
Fundación Bancaja Ciberoteca Bancaja Valencià Ciberoteca Bancaja
Valencià

Autor del mes

Obras disponibles en la Ciberoteca del autor del mes
 
Gustavo Adolfo Bécquer  

Gustavo Adolfo Bécquer, "el poeta soñador"

(17 de febrero de 1836 - 22 de diciembre de 1870)

Es una de las figuras más importantes del romanticismo. Sus rimas son uno de los pilares de la poesía moderna española.

Nació en Sevilla el 17 de febrero de 1836. Por el lado paterno, descendía de una noble familia de origen flamenco que se estableció en la capital andaluza en el siglo XVI. Tanto su padre como su hermano Valeriano fueron reconocidos pintores sevillanos. Bécquer además de dominar el arte de escribir también dibujaba muy bien.

 

A los 9 años se quedó huérfano de padre primero y madre después. Fue entonces cuando lo adoptaron sus tíos Maria Bastida y Juan de Vargas. Pero al poco tiempo, tras salir del colegio en el que estaba, se fue a vivir con su madrina Manuela Monahay, acomodada y de cierta sensibilidad literaria. En su biblioteca el poeta empezó a aficionarse a la lectura, y tras ciertos escarceos literarios (escribe en El trono y la nobleza de Madrid y en las revistas sevillanas La Aurora y de El Porvenir) se marchó a Madrid en 1854 con el deseo de triunfar en la literatura. Sufrió una gran decepción y sobrevivió en la bohemia de esos años. Para ganar algún dinero el poeta escribió, en colaboración con sus amigos (Julio Nombela y Luís García Luna), comedias y zarzuelas como La novia y el pantalón (1856), bajo el seudónimo de Gustavo García, en la que satiriza el ambiente burgués y antiartístico que le rodeaba, o La venta encantada, basada en Don Quijote.

 

En 1857 encontró un empleo dentro de la Dirección de Bienes Nacionales, pero perdió el puesto, según cierta leyenda, por sorprenderle su jefe dibujando. Tras superar una crisis provocada por su pésima situación en la capital, Bécquer inicia un ambicioso proyecto: estudiar el arte cristiano español uniendo el pensamiento religioso, la arquitectura y la historia. Pero sólo saldrá el primer tomo de su Historia de los templos de España, con ilustraciones de su hermano Valeriano. Al año siguiente conoció a la que seria su musa, Julia Espín, una bella cantante de ópera que se convirtió en la fuente de inspiración de sus primeras rimas. Pero este amor no llegó a consolidarse porque Julia aspiraba a más y le disgustaba la vida bohemia del escritor.

 

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
En mi pupila tu pupila azul.
¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía eres tú.


En 1860 publica Cartas literarias a una mujer, donde explica la esencia de su propia poesía. Este mismo año conoció a la que seria su esposa, Casta Esteban Navarro. Hija del médico que le trataba por aquel entonces de una enfermedad venérea. En 1862 nació su primer hijo y Bécquer consiguió un empleo en el periódico El Contemporáneo. Fue durante este periodo, en el que tuvo que trabajar muy duro, cuando nacieron varias de sus Leyendas.

 

En 1864 su amigo y mecenas González Bravo, le nombra censor de novelas, puesto bien retribuido que desempeñará, intermitentemente, hasta 1868. En ese periodo nació su segundo hijo, Jorge. 1868 fue un año nefasto para Bécquer: su esposa le es infiel, su libro de poemas desaparece y y el levantamiento revolucionario de septiembre le obliga a pasar una corta estancia en Toledo. En diciembre nace en Noviercas su tercer hijo, Emilio Eusebio, del que se dice que es, en relidad, hijo del amante de Casta.

 

En 1870 Bécquer vuelve a Madrid para dirigir La Ilustración de Madrid, que acababa de fundar Eduardo Gasset pensando en que lo dirigiera Gustavo Adolfo y trabajara en él Valeriano de dibujante. Sin embargo, el 22 de diciembre muere Gustavo. Unos meses antes, mientras trabajaban en gran cantidad de dibujos con texto, había muerto su hermano Valeriano, duro golpe para Bécquer.

 

En sus últimos minutos, mientras agonizaba, Bécquer pidió a sus amigos que quemasen sus cartas, ya que éstas representarían su deshonra, y que se encargaran de publicar su obra («Si es posible, publicad mis versos. Tengo el presentimiento de que muerto seré más y mejor conocido que vivo»). Sus amigos Ferrán y Correa prepararon rápidamente la edición de sus Obras completas, publicadas en 1871 en dos volúmenes, aumentadas en sucesivas ediciones. Los restos de los dos hermanos descansan en Sevilla, adonde fueron trasladados en 1913.

 

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.
¡todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor

   
 

Principales Obras

Obra
• Historia de los templos de España, 1857, publicado sólo el tomo I.
• Cartas literarias a una mujer,1861, publicado en El Contemporáneo.
• Cartas desde mi celda, Madrid, 1864, publicadas en El Contemporáneo.
• Libro de los gorriones, 1868, manuscrito.
• Obras completas, Madrid, Fortanet, 1871, 2 volúmenes.


 


Leyendas
• El caudillo de las manos rojas, 1858.
• La vuelta del combate, 1858. (Continuación de: "El caudillo...")
• La cruz del diablo, 1860.
• La ajorca de oro, 1861.
• El monte de las ánimas, 1861.
• Los ojos verdes, 1861.
• Maese Pérez, el organista, 1861.
• Creed en Dios, 1862.
• El rayo de luna, 1862.
• El Miserere, 1862.
• Tres fechas, 1862.
• El Cristo de la caravela, 1862.
• El gnomo, 1863.
• La cueva de la mora, 1863.
• La promesa, 1863.
• La corza blanca, 1863.
• El beso, 1863.


 


Otras narraciones
• La creación, 1861.
• ¡Es raro!, 1861.
• Tres fechas, 1862.
• El aderezo de las esmeraldas, 1862.
• La venta de los gatos, 1862.
• Apólogo, 1863.
• Un boceto del natural, 1863.
• Un lance pesado
• Memorias de un pavo, 1865.
• Las hojas secas
• Historia de una mariposa y una araña


 


Teatro
• La novia y el pantalón
• La venta encantada
• Las distracciones
• La cruz del valle
• Tal para cual


 


Archivo de autores

Alarcón, Pedro Antonio de

Alberti, Rafael

Alcott, Louisa M.

Alexander Pushkin

Alighieri, Dante

Andersen, Hans Christian

Apollinaire, Guillaume

Aristòfanes

Aristóteles

Austen, Jane

Azorín

Balzac, Honoré de

Baudelaire, Charles

Beckett Samuel

Blas De Otero

Blasco Ibáñez, Vicente

Borges, Jorge Luis

Bronte, Emily

Byron, Lord

Carpentier, Alejo

Carroll, Lewis

Castro, Rosalía de

Cernuda, Luis

Cervantes, Miguel de

César Vallejo

Chesterton

Christie, Agatha

Clarin Leopoldo Alas

Conan Doyle, Arthur

Conrad, Joseph

Cortázar, Julio

Descartes, René

Dickens, Charles

Dickinson, Emily

Dostoievski, Fiodor

Dumas, Alexandre

Edith Wharton

Esopo

Espronceda, José

Federico García Lorca

Felipe, León

Félix María de Samaniego

Flaubert, Gustave

Francesco Petrarca

Freud, Sigmund

Goethe

Gógol, Nikolai

Góngora, Luis de

Gonzalo de Berceo

Grimm

Gustavo Adolfo Bécquer

H.P. Lovecraft

Hemingway , Ernest

Herman Melville

Hesíodo

Horacio Quiroga

Hugo, Víctor

Ibsen, Henrik

Jardiel Poncela, Enrique

Jiménez, Juan Ramón

Jovellanos, Gaspar Melchor

Joyce, James

Julio Cesar

Kafka, Franz

Kant, Immanuel

Kipling, Rudyard

Laforet, Carmen

Larra, Mariano José de

Llull, Ramon

London, Jack

Machado, Antonio

Mallarmé, Stéphane

Maquiavelo, Nicolás

Melville, Herman

Miguel Delibes

Mihura, Miguel

Mistral, Gabriela

Molière

Neruda, Pablo

Nietzsche, Friedrich

Nostradamus

Pardo Bazán, Emilia

Parra, Nicanor

Pérez Galdós, Benito

Pío Baroja

Platón

Poe, Edgar Allan

Quevedo, Francisco de

Rainer Maria Rilke

Ramón Gómez de la Serna

Rubén Darío

Rulfo, Juan

Salinas, Pedro

Sand, George

Schiller, Friedrich von

Scott, Sir Walter

Shakespeare, William

Shelley, Mary

Sófocles

Stendhal

Stevenson, Robert Louis

Swift, Jonathan

Tagore, Rabindranath

Tolstoy, Lev Nikolayevich

Twain, Mark

Unamuno , Miguel de

Valéry, Paul

Valle-Inclán, Ramón María del

Vega, Lope de

Verlaine, Paul

Verne, Julio

Vicente Aleixandre

Virgilio Marón, Publio

Whitman, Walt

Wilde, Oscar

Woolf, Virginia

Zola, Émile

Zorrilla, José