Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la calidad de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

cerrar
Fundación Bancaja Ciberoteca Bancaja Valencià Ciberoteca Bancaja
Valencià

Autor del mes

Obras disponibles en la Ciberoteca del autor del mes
 
Francesco Petrarca  

Francesco Petrarca, poeta del humanismo

(Arezzo 1304 – Padova 1374)

El humanismo y la literatura renacentista en Italia no se entenderían sin la figura de Petrarca. Gran conocedor de la tradición clásica, su utilización del soneto convirtió esta estrofa en la gran apuesta de muchos de los poetas posteriores. Su influencia fue notable en autores del Siglo de Oro español como Garcilaso de la Vega o Quevedo.

Francesco Petrarca es la gran figura de la poesía italiana del siglo XIV. Su “Cancionero”, escrito en italiano en un momento en el que la lengua de la cultura era el latín, obtuvo notable éxito y difusión en su época así como gran influencia en los dos siglos posteriores.

 

Petrarca había nacido en la ciudad de Arezzo en 1304, aunque su familia se trasladó a Aviñón cuando él todavía era muy pequeño. Inició sus estudios universitarios en Bolonia hasta que se vio obligado a interrumpirlos tras la muerte de su padre. Regresó a Aviñón e inició sus votos eclesiásticos. En tiempos de mecenas, obtuvo la protección de la familia Visconti y, en uno de sus múltiples viajes, conoció a Giovanni Boccacio quien influiría notablemente en sus ideas.

 

En 1327 se cree que vio por primera a vez a Laura, la mujer idealizada por el poeta y que sería fuente de inspiración en su obra más famosa. El Cancionero narra el enamoramiento del poeta de su musa, Laura, desde que la conoce hasta después de la muerte de ésta. Un total de 366 fragmentos que escribió a lo largo de su vida, en su mayoría sonetos, dividido en dos partes, en vida de Laura y los escritos después de su muerte.

 

En el Cancionero, Petrarca utiliza la lengua toscana en vez del latín, cosa que no era lo habitual en la lírica de la época. Formalmente, destaca por el uso del verso endecasílabo y la perfección que alcanzan sus sonetos.

 

En lo que respecta a los temas, la idealización de la amada y del sentimiento amoroso, son el eje de la obra así como de la existencia del enamorado. El amor inspirador, el amor puro que representa la virtud, la belleza.

 

De hecho, se ensalza la belleza física como representación de la perfección moral de esa amada inalcanzable y distante. De Laura conocemos sobre todos sus ojos, su mirada, y su pelo dorado, a los que dedica numerosos versos.

 

“Fue el día en que del sol palidecieron

los rayos, de su autor compadecido ,

cuando, hallándome yo desprevenido,

vuestros ojos, señora, me prendieron.”  (III)

 

“Cuando Amor su mirada al suelo inclina...” (CLXVII)

“Tal temo de esos ojos el asalto,” (XXXIX)

“Los ojos, que me hirieron de manera

que sólo ellos podrían sanar la llaga...” (LXXV)

“Era el cabello al aura desatado

que en mil nudos de oro entretejía...” (XC)

“aura, que el pelo aquel crespo y dorado

mueves, y de él movida eres a coro...” (CCXXVII)

 

Los diversas estrofas están plagadas de referencias clásicas de la Antigüedad de las que Petrarca, como buen humanista, era gran conocedor. También son constantes los elementos bucólicos, reflejo de esa búsqueda de la perfección en la naturaleza.

 

Paradójicamente, al final del Cancionero se refleja cierta decepción por el tiempo y el esfuerzo dedicado al ideal amoroso (CCCLXIV):

 

Mi vida, ya cansado, ahora reprendo

por tanto error, que casi ya ha apagado

la luz de la virtud; y en este estado

a Ti, mi Dios, devoto me encomiendo;

 

contrito de mis mal gastados años

que yo debí emplear en mejor uso

en querer paz y en despreciar engaños.”

 

Petrarca escribió también en latín poemas entre los que destacan “Africa” dedicado a Escipión el Africano y otras obras como “Secretum” y “De vita solitaria”. Fue poeta laureado por el Senado de Roma y defensor de una Italia unida. Murió en 1374 en Padova. Su influencia fue muy destacada en poetas del Siglo de Oro español como Lope de Vega y el propio Quevedo. En las letras valencianas, Ausiàs March contribuyó enormemente a la difusión del petrarquismo con su poesía amorosa.  

   
 

Principales Obras


  • Cancionero

  • Africa

  • Secretum

  • De vita solitaria


Archivo de autores

Alarcón, Pedro Antonio de

Alberti, Rafael

Alcott, Louisa M.

Alexander Pushkin

Alighieri, Dante

Andersen, Hans Christian

Apollinaire, Guillaume

Aristòfanes

Aristóteles

Austen, Jane

Azorín

Balzac, Honoré de

Baudelaire, Charles

Beckett Samuel

Blas De Otero

Blasco Ibáñez, Vicente

Borges, Jorge Luis

Bronte, Emily

Byron, Lord

Carpentier, Alejo

Carroll, Lewis

Castro, Rosalía de

Cernuda, Luis

Cervantes, Miguel de

César Vallejo

Chesterton

Christie, Agatha

Clarin Leopoldo Alas

Conan Doyle, Arthur

Conrad, Joseph

Cortázar, Julio

Descartes, René

Dickens, Charles

Dickinson, Emily

Dostoievski, Fiodor

Dumas, Alexandre

Edith Wharton

Esopo

Espronceda, José

Federico García Lorca

Felipe, León

Félix María de Samaniego

Flaubert, Gustave

Francesco Petrarca

Freud, Sigmund

Goethe

Gógol, Nikolai

Góngora, Luis de

Gonzalo de Berceo

Grimm

Gustavo Adolfo Bécquer

H.P. Lovecraft

Hemingway , Ernest

Herman Melville

Hesíodo

Horacio Quiroga

Hugo, Víctor

Ibsen, Henrik

Jardiel Poncela, Enrique

Jiménez, Juan Ramón

Jovellanos, Gaspar Melchor

Joyce, James

Julio Cesar

Kafka, Franz

Kant, Immanuel

Kipling, Rudyard

Laforet, Carmen

Larra, Mariano José de

Llull, Ramon

London, Jack

Machado, Antonio

Mallarmé, Stéphane

Maquiavelo, Nicolás

Melville, Herman

Miguel Delibes

Mihura, Miguel

Mistral, Gabriela

Molière

Neruda, Pablo

Nietzsche, Friedrich

Nostradamus

Pardo Bazán, Emilia

Parra, Nicanor

Pérez Galdós, Benito

Pío Baroja

Platón

Poe, Edgar Allan

Quevedo, Francisco de

Rainer Maria Rilke

Ramón Gómez de la Serna

Rubén Darío

Rulfo, Juan

Salinas, Pedro

Sand, George

Schiller, Friedrich von

Scott, Sir Walter

Shakespeare, William

Shelley, Mary

Sófocles

Stendhal

Stevenson, Robert Louis

Swift, Jonathan

Tagore, Rabindranath

Tolstoy, Lev Nikolayevich

Twain, Mark

Unamuno , Miguel de

Valéry, Paul

Valle-Inclán, Ramón María del

Vega, Lope de

Verlaine, Paul

Verne, Julio

Vicente Aleixandre

Virgilio Marón, Publio

Whitman, Walt

Wilde, Oscar

Woolf, Virginia

Zola, Émile

Zorrilla, José