Utilitzem cookies pròpies i de tercers per a millorar la qualitat dels nostres servicis per mitjà de l'anàlisi dels seus hàbits de navegació. Si contínua navegant, considerem que accepta el seu ús. Pot canviar la configuració o obtindre més informació en la nostra Política de cookies.

tancar
Fundación Bancaja Ciberoteca Bancaja Castellano Ciberoteca Bancaja
Valencià

   
  Sala de reuniones
   
  Ciencias políticas : Afegir missatges | Tornar a l'índex de temes
   
 
[21 de 21] de un total de 21
 < 1 2 3 4 5
   

24/04/2002

autor: Ll.

título: Elecciones en Francia

El triunfo de Le Pen en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas me ha dejado de piedra. ¿Cómo un país como Francia ha podido llegar a esa situación? Una izquierda que ha presentado tantas opciones políticas casi como líderes tiene y un electorado que ha querido castigar precisamente ese reino de taifas en el que se ha convertido la gauche gala, han tenido su reflejo en los resultados de esa primera vuelta. Si a eso añadimos el incremento de la preocupación ciudadana por la seguridad, relacionada demagógicamente con la inmigración por algunos representantes de la extrema derecha –encabezados por el populista Le Pen-, nos encontramos ante un panorama realmente decepcionante. No sé si somos lo suficientemente conscientes de que una ola terrible de radicalismos invade nuestra época, radicalismos de todo tipo que cercenan nuestra capacidad de análisis de una realidad siempre compleja. Parece ser que hemos caído en la trampa fácil de la culpabilización del otro de todos los problemas que nos afectan, del desprecio y la intolerancia. Veo con preocupación esa personalización de las ideologías y radicalización de las mismas como única vía de diferenciación y reafirmación de lo propio. Algunos electores se han quejado de la poca diferencia de programa que existía entre Chirac y Jospin. Ahora ya tienen dos programas diferentes entre los que elegir. Si una de las ciudadanías más cívicas de Europa considera que la democracia es elegir entre dos programas totalmente diferentes es que tal vez le quede algo más de camino por recorrer para llegar a la madurez democrática. 

respondre

14/12/2002

autor: Angela María Velásquez Velásquez

títol: Participación y juventud

HABLEMOS DEL SENTIDO POLÍTICO DE LA PARTICIPACIÓN

Como jóvenes sabemos que nuestras ciudades vienen cambiando a pasos gigantescos y muchas veces no sabemos qué es lo realmente sucede, a qué se deben esos cambios, y de dónde provienen; para darnos cuenta de ello, es necesario detenernos en nuestra ciudad, mirar y descubrir lo que hay en ella, lo que esconde y develar la diversidad de sentidos, prácticas, expresiones, e interacciones que en ella confluyen. Permitiendo así poner en evidencia intereses, personas, grupos e instituciones, manos invisibles, que desean tener el poder sobre ella y sobre los que en ella habitan.
Centros de poder dominante que pretenden decidir por los jóvenes, manejar sus mentes y pensamientos, diciéndoles lo que deben hacer, pensar, creer. Manos invisibles, que se sirven de los inventos tecnológicos y los medios de comunicación para manipular, homogenizar y aislar; jóvenes resignados, poco críticos, que se refugien en su soledad y abandonen todo sueño, rebeldía y utopía. Jóvenes superficiales, vacíos, incapaces de cuestionar, de proponer y de tomar posición frente a las injusticias
Vale la pena preguntarse: ¿de quiénes son esas manos? ¿dónde se encuentran? ¿qué espacios frecuentan?, ¿qué hacen? ¿qué no hacen? ¿qué tan cerca están de nosotros? ¿Cómo se acercan? ¿a través de qué nos hablan y cómo lo hacen?, ¿qué función cumplimos nosotros para esas manos y para los intereses que representan?, estas y muchas otras preguntas son necesarias para darnos cuenta que cuando participamos, tomamos posición frente a algo, y hacemos parte de algo. Al participar, podemos fortalecer o aportar, ya sea, a una sistema que busca la exclusión y la marginación social, o a la construcción de una sociedad más justa y humana.
Preguntarse por el sentido de la participación en una sociedad que reprime y excluye, implica tomar posición, decidir si queremos afrontar el reto de decidir por nosotros mismos, de proponer y construir sueños que nos unan, que lleven a generar espacios alternativos que vinculen a muchos y muchas en la creación de realidades posibles, con indignación, autonomía y esperanza.


29/04/2004

autor: jose

títol: RE: Elecciones en Francia

Hola : No voy a emitir opinión, en esta oportunidad, sobre el tema que has tratado. Pero me alegra poder leer en el internet una opinión sumamente interesante. Ojalá podamos constituir un chat donde podamos ingresara a conversar de temas constructivos y darle un gran sentido al internet.